Cómo pudiste hacerme esto a mí

Mí, mi

Go to content

El énfasis de Cómo pudiste hacerme esto a mí, canción de Alaska y Dinarama, es justo lo que necesitamos para abordar las diferencias entre  y mi.

Y el dolor, que somos «muy de dramas». Es tan fácil distinguir de mi que te arrepentirás de haber cometido este error. Buscamos muchas veces discursos pomposos que sobrevaloramos, pero este razonamiento alambicado hace que olvidemos los conceptos más básicos.

También somos resolutivos. Mi siempre acompaña a un sustantivo, es posesivo, y si va solo es la nota musical, así que es un sustantivo.

¿Qué sucede con ? Las palabras de una sílaba no se acentúan gráficamente, excepto los casos de tilde diacrítica. Aquí encontramos a . El Diccionario panhispánico de dudas define tilde diacrítica como «acento gráfico que permite distinguir palabra con idéntica forma, pero que pertenecen a categorías gramaticales diferentes».

Con arrimo y sin arrimo, como cantaba el rockero sevillano parafraseando a un santo, y aunque todo se va consumiendo —repetimos, somos «muy de dramas»—, todavía nos quedan cosas que podemos controlar sin demasiado esfuerzo. La tilde en es una de ellas.

Mi

Adjetivo posesivo:

«Y señalé al cielo mientras reconocía mi casa».

Sustantivo. ‘Nota musical’. Su plural se forma con s al final y se escribirse en minúscula. También es la duodécima letra del alfabeto griego:

«Recuerda la parte sobre la nota mi de aquella famosa película».

Pronombre personal tónico de primera persona del singular:

«Cómo pudiste hacerme esto a mí».

Adverbios especiales y temporales + posesivos.

Encima, debajo, delante, detrás, dentro, fuera, enfrente, cerca, lejos, antes y después. Se recomienda posponer a estos adverbios de mí y no mío o mía.
Truco : anteponer el posesivo átono:

«Lo hizo cerca de mí > Lo hizo en mi cerca > Lo hizo cerca mío/mía».

Alrededor de, en contra de. Se acepta emplear posesivos como mío al tratarse de los sustantivos rededor, muy poco usado, y contra. También se aceptan en contra mía, a costa mía, de parte mía, en presencia mía, a pesar mío o al lado mío.
Truco : anteponer el posesivo átono:

«No hablaron en contra de mí > No hablaron en mi contra > No hablaron en contra mía».


El posesivo pospuesto debe concordar en género con el sustantivo al que modifica. Debe decirse al lado mío (y no al lado mía), puesto que el sustantivo lado es masculino:

«Tenía el diccionario de la RAE justo al lado mío».

Fuentes: «Ortografía de la lengua española». RAE, «Diccionario panhispánico de dudas». RAE, «Diccionario de la lengua española». RAE, Fundéu

Un artículo de

Ana Cala

«Periodista en particular y aprendiz en general.
El periodismo es una maravillosa escuela de vida, ya lo decía Carpentier».