La insoportable levedad del «sé»

Sé, se

Go to content

La insoportable levedad del , que se otorga también equivocadamente a otros monosílabos, es proporcional al indiscriminado —a veces ignorado— uso de la tilde diacrítica. Podemos prometer, y prometemos, que esta es la frase más complicada del artículo.

Rompemos falsos mitos. Ni todos los monosílabos carecen de tilde ni la novela La insoportable levedad del ser es tediosa. Tenemos un truco para el primer caso: es una forma verbal y se no. Para el segundo, lo mejor es conocer al autor y —puede parecer arriesgado— leer la obra.

Cervantes, Diderot, Kafka y Rabelais son algunos de los grandes escritores que marcan a Kundera. El autor checo se ganó la vida como pianista de jazz y ha sido de los pocos escritores, junto a Nabokov, que ha destacado escribiendo en una lengua que no es la materna, el francés.

Como también hicieron Flaubert o García Márquez, Kundera recupera la idea del eterno retorno, una de las más poderosas y recurrentes de los errores ortográficos y, claro está, de la filosofía.

No conviertas la tarea de tildar en una historia cíclica o aleatoria. Recuerda que la tilde diacrítica sirve para diferenciar palabras homófonas (mismo sonido, distinto significado) y que la usamos en los casos excepcionales de monosílabos que se acentúan gráficamente.

No te desmayes como hizo Zaratustra. Te lo hemos puesto tan fácil que escribir correctamente sé y se te resultará una fiesta de la insignificancia.

Primera persona del singular del presente de indicativo de saber o segunda persona del singular del imperativo de ser.
Truco : es siempre una forma verbal:

«Sé lo que hiciste el último invierno».

«Sé valiente y lee sin prejuicios».

Se

Aunque también puede ser el símbolo químico del selenio o una letra del alfabeto japonés, vamos a resumir sus valores más confusos.
Truco : si no es sustantivo, acompaña al verbo.
Pronombre personal de tercera persona:

«Se enteró al leer el artículo».

Indicador de oraciones impersonales:

«Se es más feliz cuando se sabe escribir».


Recuerda que en este caso el verbo está inmovilizado en tercera persona del singular:

«Se escribieron escribió de temas importantes».

Indicador de pasiva refleja:

«Los conocimientos se distribuyeron entre los lectores».


En este caso el verbo sí puede estar en tercera persona del singular o del plural, concertado con el sujeto paciente como se aprecia en el ejemplo anterior.

Algunos verbos transitivos, como nombrar, elegir, seleccionar, contratar y similares, admiten ambas construcciones. Se prefiere la impersonal:

«Se elegirá a los mejores escritores».

En combinación con las formas del pronombre lo, la, los, las:

«Díselo a tus amigos».


No son correctas secuencias como me se o te se.

Fuentes: «Ortografía de la lengua española». RAE, «Diccionario panhispánico de dudas». RAE, «Diccionario de la lengua española». RAE, Fundéu

Un artículo de

Ana Cala

«Periodista en particular y aprendiz en general.
El periodismo es una maravillosa escuela de vida, ya lo decía Carpentier».